proceso en el embarazo

Cómo elegir el juguete adecuado

Es fácil que recibamos regalos como tartas de pañales como las ofrecidas por tartabebe.com, pero cuando somos los padres los nos disponemos a comprar un juguete a nuestros hijos nos surgen muchas dudas en cuanto a la seguridad, si es el adecuado para la edad del niño, o si serán educativos o estaremos incitando a la violencia con la elección que hagamos. Para ayudar a todos aquellos padres que estén un poco perdidos cuando van a comprar un juguete a sus pequeños os daremos algunos consejos que podéis llevar a cabo:

1. Antes de realizar la elección, lo primero de todo es hacer una reflexión acerca de qué es lo que el niño quiere, lo qué necesita y lo qué ya tiene; de esta manera, no estaremos comprando en vano y al niño le hará mucha más ilusión. Para eso, es importante tener en cuenta los gustos preferencias de nuestros hijos.

2. Un buen juguete debe estar cercano al mundo inmediato del niño. La actividad que proponga el juego debe ser lúdica, que le incite a divertirse y no a aprender, y que le motive. Para lograr la estimulación del juego en los niños es importante atender a su forma, diseño y color.

3. Es conveniente evitar crear estereotipos sexistas a través de los juguetes, es decir, con él deberán jugar niños y niñas indistintamente. Además, es muy importante que no potencie la violencia.

4. Para asegurar la mejorar garantía el juguete debe estar fabricado en algún país de la Unión europea o pertenecer a alguna marca conocida (algunos juguetes utilizan la marca de la CE a pesar de que no cumplan los requisitos de seguridad necesarios).

5. Si el juguete desarrolla su imaginación y creatividad estimula su curiosidad y su interés por investigar y potencia su capacidad de pensar y resolver problemas habremos realizado una buena elección.

6. Debemos elegir juguetes que faciliten la participación en grupo, de esta manera el niño aprenderá a compartir con los demás y comunicarse con el resto lo que facilitará las relaciones entre iguales.

Recuerda que el mejor juguete no es el más caro de la tienda sino el que mejor se adapte a la edad y características del niño/a.

proceso en el embarazo

El embarazo y el sexo

La mayoría de las parejas tienen miedo de tener relaciones sexuales durante el embarazo porque piensan que es dañino para el bebé y la mujer; sin embargo, el sexo es totalmente seguro para ambos, y se puede practicar con normalidad siempre y cuando el embarazo no esté catalogado como alto riesgo, ya que en ese caso, se deberán tomar algunas precauciones.

Bien es cierto, que durante los meses de gestación se producen cambios en cuanto al apetito sexual de la pareja que irán variando trimestre a trimestre. Durante los tres primeros meses, más de la mitad de las mujeres en estado, ven disminuido su deseo sexual debido al cansancio, náuseas y otras consecuencias del embarazo; mientras que otras, llegan a experimentar su primer orgasmo en este momento. En el segundo trimestre, superados los miedos a dañar al bebé, la actividad sexual vuelve a aparecer de la misma manera en la que se practicaba antes del embarazo e incluso se disfruta más que nunca. Finalmente, en el último periodo de gestación, las relaciones sexuales disminuyen considerablemente, debido al tamaño de la tripa y las ansias por la llegada del bebé.

El sexo durante el embarazo tiene múltiples ventajas y puede llegar a ser muy positivo para la pareja. Algunas de estas ventajas son las siguientes:

1. Durante el embarazo se despiertan sentimientos más profundos en la pareja, lo que puede llevar a disfrutar del sexo con mayor intensidad.

2. Puede llegar a ser más espontáneo y relajado para aquellas parejas que han estado sometidas a tratamientos para poder quedarse embarazadas, ya que en este momento no tienen que preocuparse por nada y disfrutan del sexo de forma mucho más relajada.

3. Las relaciones sexuales en el embarazo preparan los músculos para el momento del parto, ya que cuando se practica sexo los músculos de la vagina se ejercitan y adquieren mejor tono para la hora del alumbramiento.

Por otro lado, las posiciones más cómodas para la mujer a la hora de practicar sexo durante el embarazo son en las que ella está encima, ya que de esta manera controla su peso y el grado de penetración y la penetración de lado (las cucharas), debido a que el peso está distribuido en pareja y el grado de penetración es menos profundo.

Como ves tener relaciones sexuales en el periodo de gestación no perjudica a ninguno de los tres; la pareja puede disfrutar relajadamente del sexo y el bebé no se verá dañado por la practica del mismo, siempre y cuando el médico no señale lo contrario, ya que en ese caso se deberán tomar medidas.

proceso en el embarazo

El llanto del bebé

Una de las mayores preocupaciones de los papás es saber, en el momento en el que el recien nacido empieza a llorar, ¿cual es la causa?, ¿por que llora el bebé?, ¿que podemos hacer para consolarle?. Vamos a indicarte algunas de las posibles causas de este llanto, y remedios para tratar de aplacarlo.

Lo primero que hay que saber, aunque sea obvio, es que la única manera del recien nacido para comunicarse con el mundo que le rodea es a través del llanto. Asi que siempre que el bebe lloré es porque quiere decirnos algo, que no quiere decir que siempre sea algo grave o importante. Es precisamente eso, intentar discernir si verdaderamente le pasa algo importante o simplemente quiere comunicarnos alguna cosa sin importancia, lo dificil, aunque esto lo conseguiremos con el tiempo, cuando vayamos conociendo a nuestro hijo día tras día.

Las principales causas por las que el bebé llora son porque tenga hambre, tenga frio o calor, este incómodo (porque haya que cambiarle el pañal), esté aburrido y quiera jugar, se sienta solo y necesite compañía, este cansado o que esté enfermo. Si es alguna de estas causas, cuando la sienta satisfecha dejará de llorar.

Si no es ninguna de estas la causa os recomendamos que intentéis aliviar el llanto del bebé con alguna de las siguientes actividades; cogerle en brazos para hablarle o mecerle, salir a dar un paseo en cochecito a la calle, ponerle música (las hay especiales para bebés) o darle algún muñeco que emita sonidos, darle un baño y/o un masaje o darle un chupete.

Si el llanto persiste y es duradero consulte con un pediatra para que confirme que el bebé está sano y que simplemente es que al pequeño le gusta llorar. Sea cual sea el caso lo que si deben de armarse los padres es de paciencia para aguantar el llanto del bebé, porque es algo que todos los recien nacidos hacen, con mucha frecuencia, durante los tres primeros meses de vida.

proceso en el embarazo

El embarazo semana a semana: semanas 3 y 4

En el anterior artículo dejamos al óvulo y al espermatozoide fusionandose para empezar a desarrollar una nueva vida, la concepción ha tenido lugar. Desde este momento, aunque tu no sientas nada, el futuro bebé empezará a crecer en tu interior.

Los 23 cromosomas del padre se han fusionado con los 23 cromosomas de la madre para dar lugar a una única célula portadora de todos los genes necesarios para crear una nueva vida. Esta célula, de camino al útero desde las trompas de Falopio, irá dividiendose de manera constante pasando de zigoto a mórula y finalmente cuando llegue al útero, unas 90 horas tras la fecundación, con unas 64 células será un blastocito quien intentará implantarse en el útero.

Las células de la parte externa de la esfera de células que forman el bla stocito dará lugar a la placenta, mientras que las células que conforman el interior del blastocito darán lugar al embrión.

Entre 5 y 7 días despues de la fecundación el blastocito, que mide ya sobre 0,2 milímetros de diámetro, procederá a la dificil y crítica tarea de la implantación. Esta fase es tan complicada que cerca de la mitad de los blastocitos que llegan al útero no lográn implantarse correctamente y son expulsados del cuerpo sin que la mujer llegue a ser consciente de que ha sido fecundada.

Si el blastocito logra implantarse firmemente, lo que ocurrirá después de 13 días, las posibilidades de un aborto disminuyen y el embrión empezará a desarrollarse rápidamente, comenzando por el sistema nervioso y el corazón.

En estas dos semanas, aunque algunas mujeres pueden llegar a “tener la intuición” de que la concepción se ha producido, todavía no habrás tenido ningun sintoma externo que te lo confirme. Algunas mujeres si tienen una pequeña hemorragia debida a la implantación que puede ponerte sobre alerta, aunque a veces, por la fecha, puede confundirse con un adelanto normal de la regla.

semana.

proceso en el embarazo

El embarazo semana a semana: semanas 1 y 2

Iniciamos con este artículo una nueva serie de post donde te ayudaremos a seguir tu embarazo semana tras semana. Tanto desde el punto de vista de la vida que se esta gestando en tu interior como de tu propio cuerpo. Intentaremos darte una visión de lo que ocurre desde la gestación en la primeras semanas hasta el parto.

Las dos primeras semanas de embarazo en realidad coinciden con las dos primeras semanas del ciclo menstrual de la mujer, por lo tanto todavía no hay “embarazo” propiamente dicho. En el caso de que en semanas posteriores confirmes que estás embarazada, el ginecólogo calculará desde cuando estas embarazada contando desde el primer día de tu último ciclo menstrual (FUR), para poder asi estimar la fecha prevista del parto, 280 días (40 semanas) desde ese día.

Será durante la segunda semana de su ciclo menstrual cuando su ovario libere, en una de las trompas de Falopio, el óvulo que ha estado madurando y que, si las condiciones y circunstancias lo permiten, dará lugar a un nuevo ser si un espermatozoide lo lográ fecundar durante sus horas de vida (entorno a 12 horas) tras la liberación en las trompas de Falopio.

En las horas previas a la ovulación, y durante el tiempo que el óvulo puede ser fecundado, las secreciones vaginales suelen ser más viscosas y transparentes e incluso puede sentir un ligero dolor en la zona de los ovarios.

Si el encuentro del óvulo y el espermatozoide se produce y consiguen fusionarse habrá dado comienzo un increible y maravilloso viaje hacia la creación de una nueva vida que les seguiremos narrando en losbebes.es semana tras semana.

molestias durante el embarazo

Molestias durante el embarazo, ¿Que hacer?

Si estas embarazada una de las cosas peores será, salvo excepciones, las diferentes molestias que se sufren durante el embarazo. En este artículo te vamos a describir las principales dolencias que sufren la mayor parte de las embarazadas y las posibles soluciones para al menos reducirlas o aliviarlas.

Las principales molestias que sufre una gran parte de embarazadas, en los primeros tres meses, son los vómitos matutinos y los mareos. Para los primeros lo mejor es comer con frecuencia para tener siempre el estomago ocupado, y evitar los alimentos que te hacen sentir peor. Tomar hidratos de carbono (pan, galletas, …etc) y tener caramelos a mano para los peores momentos tambien te puede ayudar. Que no falten en tu mesilla junto a las galletas para cuando te despiertes.

En cuanto a los mareos evita los movimientos bruscos, tanto al caminar como al levantarte de la cama o del sofá. Si te vienen los mareos prueba a sentarte con los pies en alto o a acostarte tumbado sobre un costado. Hidrátate tomando líquidos y come fruta.

Otra molestia común que seguramente te afecte durante todo el embarazo es la fatiga, al principio por el cambio hormonal y más adelante por el propio peso que tienes que mover al avanzar el embarazo. Tanto en uno como en otro momento lo más importante es que descanses siempre que puedas, si estás haciendo una actividad haz pausas en las mismas, o deja que lo haga o te ayude otra persona si es posible.

Existe una larga lista de molestias durante el embarazo tales como hemorroides, acidez, estreñimiento, hinchazón, …etc, a los que atenderemos e intentaremos ofreceros un alivio o solución en próximos artículos.

aprende a ser padres

Aprender a ser padres

[fusion_text]

Una vez recibidos los primeros regalos para nuestro bebé y superada la alegría inicial de los futuros padres al conocer la noticia de que pronto serán uno más en la familia en algunos padres puede surgir un temor real hacia la paternidad. ¿Seremos capaces de darle todo lo que necesita al bebé?, ¿Sabremos criar y proteger al pequeño?, ¿Satisfacerle con todo lo que necesita?, ¿Educarle correctamente?

Todas estas dudas, temores y miedos son naturales, practicamente todos los padres lo sufren, pero tambien a todos se les pasa, porque como es lógico ante algo nuevo, asusta, más por lo complicado o delicado que sea, por el desconocimiento que se tiene del tema en cuestión.

Pero una vez que te des cuenta de tu nueva situación y seas consciente, empezarás a buscar soluciones, a informarte de amigos o familiares que sean padres, preguntando aquello de lo que ahora tienes dudas pero que no habías sido consciente que podrías necesitar saber hasta que ha llegado el momento.

Te aconsejamos que consultes páginas web dedicadas al mundo del bebé donde encontrarás multitud de consejos útiles y respuesta a tus preguntas, tales como mibebeyyo.com, o tengas libros a mano para poder hacer un lectura rápida en un momento de apuro, como “Cuida de tu bebé”.

Tambien existe la opción si tienes tiempo antes de que nazca, porque después será realmente difícil, de hacer algún curso de los que se ofrecen en Aprendelo.com, con el que podrás aprender a ser el mejor padre. Hagas lo que hagas ya verás como sabrás lo que tendrás que hacer cuando llegue el momento.

[/fusion_text]