proceso en el embarazo

Baby Pals, el juego de Nintendo para ser padres virtuales

Nintendo ha creado un nuevo juego para la DS llamado Baby Pals, con el que los futuros padres podrán entretenerse cuidando a un bebé virtual mientras esperan la llegada de su pequeño. Baby Pals consiste en atender a un bebé recién nacido como si fuese uno de carne y hueso; los padres virtuales deberán atender todas las necesidades que requiere un bebé de verdad y darle toda clase de mimos y atenciones.

En esta simulación, deberás realizar las tareas principales de los padres, es decir, harás las comidas de tu bebé, podrás practicar el cambio de pañales, tendrás que bañarle y dormirle. Además, puedes enseñarle a gatear, andar, jugar con él, enseñarle a dar palmas y comprarle ropita. Pero las innovaciones del juego no acaban aquí, los padres podrán elegir la apariencia del bebé, decidiendo el color de ojos y de pelo que desean para su hijo.

Entre las pegas que se puede sacar a la nueva simulación de Nintendo es que no apoya la lactancia materna, ya que la alimentación virtual del bebé se produce sólo a través de biberones. Además, no cabe duda de que los cuidados de los bebés en la vida real son una tarea mucho más compleja de lo reflejan en el juego y, por supuesto, la sensación de tener un bebé entre tus brazos y cuidarle por ti misma es incomparable a la sensación virtual del videojuego. Por lo demás, en es un buen método para entretenerse mientras “te haces a la idea” de que es ser padres.

proceso en el embarazo

El cojín anatómico para el bebé, Lovenest

Cuando llega la hora de tumbar al bebé en la cuna o el cuco muchos padres no saben cómo se debe colocar al niño correctamente. Los pediatras aconsejan que la posición más adecuada para acostar al bebé sea boca arriba, ya que en esta postura se disminuye el peligro de que el niño sufra la muerta súbita del lactante. A pesar de ello, el bebé durante los primeros meses de vida pasará mucho tiempo tumbado en esta posición por lo que puede sufrir la plagiocefalia (deformidad craneal), por eso es bueno que el bebé mantenga una postura lo más natural posible y que se le cambie de posición de vez en cuando.

La marca especialista en bebés, Baby Moov a través del pediatra francés Manuel Maidenberg ha considerado todas estas cuestiones y ha creado el cojín Lovenest, pensado para que el niño pueda apoyar su cabecita de forma anatómica y natural cuando esté tumbado sobre la espalda. El cojín es blando, está hecho de espuma, tiene forma de corazón y cuenta con un agujero central para permitir al bebé colocar la cabeza en el centro y a su vez facilitarle el movimiento de la cabeza hacia los lados.

El uso del cojín Lovenest está recomendado por prestigiosos pediatras desde el nacimiento del bebé hasta los cuatro meses, ya que su tacto suave y su ligero acolchado son muy confortables para el pequeño. Además, según estos pediatras es el método más eficaz para evitar problemas como “la cabeza plana”. Este novedoso producto puede traer consecuencias muy positivas para tu bebé.

proceso en el embarazo

Descubre el portal infantil Holachicos.com

La página Web Holachicos.com está pensada para entretener y enseñar a los más pequeños, desde los tres hasta los doce años. Es una novedosa iniciativa que promueve la diversión a través de la red. El portal está divido en tres franjas correspondientes a diferentes grupos de edades: de tres a seis años, de seis a nueve y de nueve a doce. En cada una de las secciones encontrar actividades didácticas que pueden desarrollar los niños en función de su edad.

Pero nosotros nos centraremos en la de los más pequeños; en esta sección podemos encontrar recursos bastante interesantes tanto para los niños como para los padres. Uno de los apartados más atractivos es el del “Cuenta cuentos” donde podréis leer fábulas a vuestros hijos mientras aparecen imágenes animadas, o por otro lado, el niño podrá ir completando el texto a través de los dibujos que aparecen. En otra de las secciones los niños podrán aprender los colores, los animales y el abecedario de forma divertida, además de jugar, pintar y encontrar ricas recetas que podrán hacer con la ayuda de sus papás. En esta página Web también se dedica un apartado a la música donde podrás encontrar letras de algunos de los clásicos más conocidos como Pinocho o Manuelita.

El portal también ha pensado en los padres destinándoles una sección en la que se incluyen interesantes artículos sobre el mundo de los bebés. En definitiva se trata de una novedosa Web donde los niños pueden aprender y entretenerse junto con sus padres.

proceso en el embarazo

¿Cuál es el calzado más adecuado para el bebé?

La elección del calzado de los niños es una de las dudas que más planean por la cabeza de las madres cuando acuden a las tiendas. Cada vez más nos ofrecen numerosos tipos de zapatos de diferentes marcas y precios, pero lo más importante es saber elegir el zapato que mejor se adecue al bebé en función de su etapa, ya que el tipo de calzado influye en el desarrollo del pie del niño.

Hasta los tres años, el pie del bebé está en constante transformación, lo que requiere unos cuidados y atención especiales para garantizar su correcto crecimiento. Por lo general, el calzado debe ser cómodo, flexible, de forma cuadrangular y además, debe adecuarse a su etapa de crecimiento.

Hasta los nueve meses, no es necesario comprarle zapatos, ya que su única función es la de proteger los pies del frío y de la humedad. En esta etapa es recomendable que el niño esté descalzo siempre que sea posible; a la hora de salir a la calle puedes ponerle unos calcetines o patucos que cubran sus piececitos. En el caso de que le compres zapatos deberás asegurarte de que la suela no sea rígida y esté fabricada del mismo material que el zapato (preferiblemente piel). No tienen que tener tampoco costuras para evitar rozaduras.

Desde los nueve hasta los 11 meses cuando el niño comienza a gatear y a ponerse de pie, necesitará un calzado que le proteja de traumatismos y los roces contra el suelo. Los zapatos, en esta etapa, serán parecidos a los de la anterior, pero deberán incluir refuerzos en las punteras y el talón para que no se haga daño en los dedos.

A partir de los 11-14 meses, el niño empieza a dar los primeros pasos. En este momento, el bebé necesitará un calzado que le aporte el equilibrio y la seguridad necesaria para caminar. Es ahora, cuando más atención hay que poner para elegir los zapatitos; estos tienen que tener refuerzos en los laterales para evitar el ladeo de los pies. Es importante comprobar que los zapatos no le quedan pequeños (cada tres meses, más o menos, los pies del bebé crecen unos 7-8 centímetros); para ello, debe haber una distancia de 1 a 1,5 centímetros entre el dedo del bebé y la puntera.

A partir de los 14 meses, cuando el niño ya anda, los zapatos deben ser suaves y cómodos. Es necesario que la puntera y el contrafuerte estén reforzados para protegerlos de los golpes; la suela podrá ser de cuero o de goma, de esta manera le permitirá flexionar el pie. Por último, la horma del zapato tiene que ser ancha para que no le oprima el piececito.

Presta atención a estos aspectos a la hora de elegir el calzado de tu bebé, pues un zapato inadecuado puede provocarle problemas de salud.

proceso en el embarazo

¿Por qué el bebé raramente enferma en los primeros meses de vida?

Cuando el niño nace, cuenta con un sistema inmunitario inmaduro que no está muy desarrollado; a pesar de ello, durante sus primeros meses de vida, el bebé a penas enferma. Las razones principales son las defensas que el bebé recibe de la madre durante el embarazo y de la lactancia posteriormente. Esto no quiere decir que el niño pueda ponerse malito en algún momento, sino que al principio cuenta con importantes defensas provenientes del exterior, pero con el paso del tiempo el niño deberá aprender a defenderse por sí mismo.

En el momento del nacimiento el niño tiene un nivel de anticuerpos casi igual a los que posee un adulto; estos anticuerpos son conocidos como gammaglobulinas maternas que traspasan la barrera de la placenta y penetran en la circulación sanguínea del bebé aportando una fuerte acción defensiva contra los virus y las bacterias. Además, el recién nacido cuenta otras células defensivas que constituyen la llamada “inmunidad innata”, gracias a la cual se eliminan los gérmenes cuando el bebé entre en contacto con ellos.

Los anticuerpos trasmitidos por la madre durante los nueve meses de embarazo, se suman a los agentes antiinfecciosos que contiene la leche materna. Una de las sustancias más importantes de la leche lactante es el calostro que tiene una función inmunológica que protege al bebé contra las infecciones. Además, la leche lactante contiene la lactoferrina; se trata de una proteína a los gérmenes “malos” nutrirse de hierro y, en consecuencia, expandirse. La protección que proporciona la leche materna está dirigida al espacio gastrointestinal cuyas mucosas son muy inmaduras durante los tres primeros meses de vida.

Por otro lado, hay que decir que el bebé no es inmune a todas las enfermedades, a pesar de que cuenta con múltiples defensas. Durante los primeros meses, el lactante está protegido contra las principales enfermedades exantemáticas de naturaleza vírica (como el sarampión) pero no está protegido contra las infecciones bacterianas. Pero por suerte, es difícil que el bebé entre en contacto con las fuentes de contagio y si además, toma el pecho, contará con una protección suplementaria.