proceso en el embarazo

El cojín anatómico para el bebé, Lovenest

Cuando llega la hora de tumbar al bebé en la cuna o el cuco muchos padres no saben cómo se debe colocar al niño correctamente. Los pediatras aconsejan que la posición más adecuada para acostar al bebé sea boca arriba, ya que en esta postura se disminuye el peligro de que el niño sufra la muerta súbita del lactante. A pesar de ello, el bebé durante los primeros meses de vida pasará mucho tiempo tumbado en esta posición por lo que puede sufrir la plagiocefalia (deformidad craneal), por eso es bueno que el bebé mantenga una postura lo más natural posible y que se le cambie de posición de vez en cuando.

La marca especialista en bebés, Baby Moov a través del pediatra francés Manuel Maidenberg ha considerado todas estas cuestiones y ha creado el cojín Lovenest, pensado para que el niño pueda apoyar su cabecita de forma anatómica y natural cuando esté tumbado sobre la espalda. El cojín es blando, está hecho de espuma, tiene forma de corazón y cuenta con un agujero central para permitir al bebé colocar la cabeza en el centro y a su vez facilitarle el movimiento de la cabeza hacia los lados.

El uso del cojín Lovenest está recomendado por prestigiosos pediatras desde el nacimiento del bebé hasta los cuatro meses, ya que su tacto suave y su ligero acolchado son muy confortables para el pequeño. Además, según estos pediatras es el método más eficaz para evitar problemas como “la cabeza plana”. Este novedoso producto puede traer consecuencias muy positivas para tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *