proceso en el embarazo

El llanto del bebé

Una de las mayores preocupaciones de los papás es saber, en el momento en el que el recien nacido empieza a llorar, ¿cual es la causa?, ¿por que llora el bebé?, ¿que podemos hacer para consolarle?. Vamos a indicarte algunas de las posibles causas de este llanto, y remedios para tratar de aplacarlo.

Lo primero que hay que saber, aunque sea obvio, es que la única manera del recien nacido para comunicarse con el mundo que le rodea es a través del llanto. Asi que siempre que el bebe lloré es porque quiere decirnos algo, que no quiere decir que siempre sea algo grave o importante. Es precisamente eso, intentar discernir si verdaderamente le pasa algo importante o simplemente quiere comunicarnos alguna cosa sin importancia, lo dificil, aunque esto lo conseguiremos con el tiempo, cuando vayamos conociendo a nuestro hijo día tras día.

Las principales causas por las que el bebé llora son porque tenga hambre, tenga frio o calor, este incómodo (porque haya que cambiarle el pañal), esté aburrido y quiera jugar, se sienta solo y necesite compañía, este cansado o que esté enfermo. Si es alguna de estas causas, cuando la sienta satisfecha dejará de llorar.

Si no es ninguna de estas la causa os recomendamos que intentéis aliviar el llanto del bebé con alguna de las siguientes actividades; cogerle en brazos para hablarle o mecerle, salir a dar un paseo en cochecito a la calle, ponerle música (las hay especiales para bebés) o darle algún muñeco que emita sonidos, darle un baño y/o un masaje o darle un chupete.

Si el llanto persiste y es duradero consulte con un pediatra para que confirme que el bebé está sano y que simplemente es que al pequeño le gusta llorar. Sea cual sea el caso lo que si deben de armarse los padres es de paciencia para aguantar el llanto del bebé, porque es algo que todos los recien nacidos hacen, con mucha frecuencia, durante los tres primeros meses de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *