proceso en el embarazo

Los bebés prematuros, bebés que requieren cuidados especiales

El niño prematuro es aquel que nace antes de las 36 semanas de gestación y tiene un peso inferior a los 2.500 gramos. En España, la incidencia de nacimientos prematuros es de aproximadamente de seis o siete casos por 100 partos y sólo un 10% se consideran grandes prematuros (bebés con un peso inferior a los 1.400 Kg.). En muchos casos, se desconoce cuáles son las causas de la prematuridad, aunque factores como los embarazos múltiples, la rotura precoz de las membranas, o la insuficiencia del cuello uterino favorecen los partos prematuros.

Los bebés prematuros necesitarán cuidados especiales durante los dos primeros años de su vida, ya que se tendrán que enfrentar a retos físicos y emocionales muy particulares. Por ello, los padres tendréis un papel fundamental en el desarrollo y crecimiento de vuestro bebé. A continuación os expondremos algunas consideraciones importantes acerca de los bebés prematuros y sus cuidados:

1. En los dos primeros años, los niños prematuros no crecen a la misma velocidad que un bebé que ha nacido en el tiempo estimado, por lo que estos bebés serán más pequeños durante ese tiempo.

2. Es recomendable acudir al pediatra para que te explique cómo se debe alimentar tu bebé. Quizás pueda mandarle algunas vitaminas o hierro (si es necesario) para que el niño esté sano y le ayude a crecer.

3. La mayoría de los bebés prematuros se alimentan entre ocho y diez veces al día, a diferencia de los bebés que no lo son; no esperes más de cuatro horas para alimentarle entre toma y toma.

4. En cuanto al momento más adecuado para introducir la comida sólida a un bebé prematuro, casi todos los médicos aconsejan darle este tipo de alimentos entre los cuatro y los seis meses después de la fecha original en la que debió nacer el bebé, ya que necesitan desarrollar su capacidad para tragar.

5. Los niños prematuros duermen más horas al día que los bebés que nacen en su tiempo pero duermen por períodos de tiempo más cortos, por lo que se despertará con mayor frecuencia. Y, por supuesto, deberá dormir boca arriba, como cualquier bebé.

6. A los bebés prematuros se les vacunará a las mismas edades que a los niños que han nacido a término. En los prematuros es más frecuente que padezcan la gripe.

7. Por último, los problemas de visión y audición son comunes entre los bebés prematuros. La bizquera suele aparecer entre estos niños pero se quitará a medida que el bebé crezca. Por otro lado, puede que su bebé no te oiga bien. En cualquiera de los dos casos, si ves que no mejora debes acudir al pediatra para que le haga una revisión al niño.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *