proceso en el embarazo

Las heces del bebé

A la largo de su desarrollo el bebé deposita diferentes tipos de heces y aunque como padres no es obligatorio conocer con exactitud el nombre de cada una de ellas, no está de más conocer algo acerca de las caquitas de nuestros hijos, ya que a través de las heces podemos saber si la evolución del bebé es la adecuada.

La primera deposición del niño se conoce como meconio; es negra, brillante, pastosa y pegajosa. El meconio es expulsado gracias a la acción laxante del calostro y ayuda a eliminar la bilirrubina y a prevenir la ictericia. Suele aparecer durante las primeras 24 horas de vida del bebé. En los días posteriores, alrededor del cuarto y el séptimo día, aparecen las heces de transición; tienen un aspecto verdoso y líquido y se caracterizan por tener un fuerte olor.

En el momento en que el bebé toma el pecho, deposita otro tipo de heces; son las heces de leche materna que tienen un color amarillo-oro y una textura blanda y grumosa. Estas se suelen expulsar con un gran ruido de gases. La composición de la leche materna hace que el olor de este tipo de caquitas sea ácido; gracias a este elemento, el bebé desarrolla en su intestino un tipo de bacteria beneficiosa que evita que crezcan otras más perjudiciales. El ritmo de vaciado de las heces es muy variable, y todos son normales. Hay bebés que hacen caca entre dos y ocho veces al día, siendo normalmente después de cada toma o durante las mismas. Pero habrá otros niños, que tengan un pseudo-estreñimiento (falso estreñimiento); esto quiere decir, que expulsan las heces sólo dos o tres veces a la semana pero realmente no padecen estreñimiento, porque las heces siguen siendo blandas. Si el bebé no está molesto, no es necesario forzar la evacuación.

Con la entrada de alimentos sólidos las heces se volverán más consistentes y su color variará en función del tipo de alimento que se consuman, las grasas, por ejemplo oscurecen el color de la caca, mientras que las verduras le dan un color diferente. Es normal que en estos momentos en las deposiciones encontremos trozos de alimentos sin diferir y es que el sistema digestivo del bebé no está preparado y tarda tiempo en asimilar los alimentos. Por último, si las heces son muy líquidas o con mucosidades el bebé podría padecer una infección en el aparato digestivo, y, en estos casos lo mejor es acudir al pediatra.

Ejercicios para estimular los primeros pasos de tu bebé

En muchos momentos de desarrollo del niño, por ejemplo cuando empieza a hablar o a ir al colegio, es recomendable estimularle para ayudarle a crecer. Esto también ocurre cuando el bebé comienza a andar. Cada bebé evoluciona a un ritmo diferente, pero la mayoría de ellos comienzan a dar sus primeros pasos a la edad de los 11 meses. Poco a poco irá soltándose hasta conseguir el equilibrio necesario para caminar por sí mismo. En este proceso, los padres tenemos un papel importante y es que si sabemos actuar correctamente les seremos de gran ayuda. Para poder estimular su desarrollo y ayudarle en el proceso te daremos algunos consejos útiles para tu bebé:

1. Evita la sobreprotección: deja que experimente y pruebe cosas nuevas. Es recomendable que le des la máxima libertad pero siempre y cuando hayas eliminado todos los obstáculos de la casa.

2. Cuida de sus caídas: aunque los golpes son inevitables, tu actitud frente a una caída es primordial para que el bebé no le coja miedo a andar; deberás atenderle pero no es recomendable exagerar los golpes. No te preocupes en exceso, siempre que la caída sea leve.

3. Estimúlale jugando: es importante que el niño se divierta mientras aprende; por eso, los juegos son un buen método para ayudarle a andar. Ponle música mientras da los primeros pasos, hazle saltar sobre un cojín o haz ejercicios con él.

4. Elogia y aplaude cada adelanto: si le animas y le haces saber que está bien lo que hace, el niño se animará a seguir aprendiendo e innovando.

5. No le fuerces a hacer algo que no quiere: si al niño no le apetece andar no le obligues, deja que sea él quien decida cuando y donde hacerlo.

6. Deja que de los primeros pasos descalzo: andar descalzo ayuda a estimular la capacidad de agarre de los dedos. Si el suelo está frío ponle calcetines comprobando que sean antideslizantes.

7. Utiliza el calzado adecuado: cuando el bebé comience a andar deberás asegurarte de que los zapatos que lleve son los más propicios para su edad y su etapa de desarrollo.

Los primeros pasos del bebé son toda una aventura tanto para el niño como para los padres. El bebé querrá experimentar todo lo que hay a su alrededor y los padres deberéis estar pendientes de él porque no querrá estar quieto, pero a la vez es una bonita experiencia de la que merece la pena ser testigo.

La dieta alimenticia de la madre podría determinar el sexo del bebé

El estudio realizado por las universidades de Exeter y Oxford ha revolucionado las investigaciones que durante muchos años han intentado determinar cuál es la clave para elegir el sexo del bebé. Los resultados del estudio demuestran una relación directa entre la alimentación de las futuras mamás con el sexo de los niños en la época de la concepción. El estudio muestra, por otro lado, que el tabaco o la cafeína no influyan en el sexo del futuro bebé.

A pesar de que el sexo de los bebés se determina genéticamente por el cromosoma X o Y aportado por el esperma del hombre, parece ser que el cuerpo de la madre podría favorecer que el embrión sea masculino o femenino en función de la dieta que haya seguido la mamá durante la concepción. Según la investigación, dirigida por la profesora Fiona Mathews, las mujeres que siguen dietas bajas en calorías tienen mayor probabilidad de dar a luz a una niña. Mientras, que en el caso contrario, aquellas mujeres que consuman alimentos altos en calorías, serían más propensas a tener un varón.

Para llevar a cabo el estudio utilizaron 740 mujeres británicas que estaban embarazadas por primera vez y no sabían cuál era el sexo de su hijo. En función del número estimado de calorías consumidas fueron dividas en varios grupos. Posteriormente, se observó que el 56% de las mujeres que consumían más calorías tuvieron varones y el 45% de las madres cuyo aporte energético era menor parieron niñas.

Como es de suponer, las críticas a la investigación no han tardado en aparecer. Y es que muchos investigadores ponen en duda estos resultados. Algunos de ellos, consideran que el sexo del bebé sólo se determina de forma genética y señalan que la dieta no influye para nada en el sexo del niño. Otros, afirman que la única forma de determinar el sexo del bebé es mediante selección de embriones.

En mi opinión, creo que los padres que deseen fervientemente que el sexo de su bebé sea uno en particular, no se dejen llevar por esta investigación; todavía hay muchas cosas por demostrar y lo más importante es que la mamá lleve una dieta sana y equilibrada para que su salud y la del futuro bebé (nazca con el sexo que nazca) sea la correcta y adecuada.

La limpieza de los oídos del bebé

Mantener al bebé limpio y aseado es una labor muy importante, ya que le previene de infecciones que pueden suponer un peligro para el niño a esas edades. Los oídos son una de las zonas más complicadas a la hora de asearlas pero no quita que se tengan que tener cuidados y limpios.

Lo más importante es saber que los oídos se deben limpiar exclusivamente por el exterior, es decir, podrás limpiar el pabellón auricular y la zona posterior de la oreja. Y no deberás introducir nunca, ningún instrumento para eliminar la cera que pueda acumular el oído del bebé. Esto tiene una doble explicación:

– En primer lugar, si introducimos un bastoncillo u otro elemento similar para extraer los restos de cera, podríamos ocasionar en el oído del niño heridas internas, o lo que es peor, introducir aún más la cera hacia el interior creándole un tapón de cerumen.

– Y, en segundo lugar, la cera cumple una función para el cuerpo y es que ayuda a combatir las infecciones que se pueden ocasionar dentro del oído y actúa como un escudo contra la suciedad y el polvo que puede introducirse en el tímpano.

Para limpiar los oídos basta con un poco de aceite, un pañito húmedo o agua enjabonada que limpie el exterior de la oreja. Puedes utilizar también algún bastoncillo, pero se emplearán sólo para ir retirando lo que vaya saliendo del exterior del oído, sin introducirlos en el interior del mismo. Si ves que el bebé tiene justo en la entrada del oído restos de cera, intenta retirársela sin introducir el bastoncillo.

El momento más conveniente para asear los oídos es en la hora del baño, para así tener que evitar ponerte en otro momento a limpiarle los oídos; de esta manera lo haces todo de una vez. Si al niño se le mete una gota de agua en el oído no te preocupes, ya que dentro hay pequeños vellos que absorben el agua. A no ser, que el bebé manifiesta alguna molestia, pues ene se caso es recomendable acudir al pediatra.

Recuerda, aunque no es muy agradable el aspecto del cerumen en el oídio, la cera sale por si sola, así que evita siempre introducir elementos en su interior y limítate a asear la zona del exterior para evitar los tapones en los oídos del bebé.

proceso en el embarazo

Vacaciones con bebés en la playa

En la época del año en la que nos encontramos es frecuente que las familias se tomen unos días de descanso y se vayan a la playa a disfrutar de unos días libres. Si no sabes si salir con tu bebé a la playa no debes pensarlo más, pues el mar es muy relajante y estimulante para los niños siempre y cuando no estés todo el día tomando el sol, ya que sería perjudicial para tu pequeño.

Siempre hay excepciones, y es que los bebés menores de seis meses no deben ir a la playa, ya que su piel es todavía muy débil y a pesar de estar debajo de la sombrilla el reflejo del sol podría provocarle quemaduras. Si en tu caso, tu bebé es mayor de seis meses sería una buena idea que fueseis toda la familia a la playa; eso sí es necesario tener en cuenta algunos consejos:

1. Respeta los horarios de exposición al sol: cuando vamos con niños pequeños a la playa es recomendable que evitemos su exposición en las horas en las que los rayos solares son más dañinos. Por eso, lo más adecuado es que por la mañana se baje a la playa entre las nueve y las diez y media de la mañana; y por la tarde, después de las cinco. En esas horas el bebé tendrá menos posibilidades de quemarse y estará más relajado en la playa, ya que habrá menos gente. Puedes aprovechar para que moje sus piecitos en la orilla y para que juegue en la arena.

2. El bebé deberá estar siempre bajo una sombrilla: la arena también refleja las radiaciones, por eso, cuando el bebé esté jugando en la arena, además de estar protegido por la sombrilla, deberá estar vestido con una camiseta de algodón y una gorra.

3. Usa siempre crema protectora con un factor superior a 30. Deberás aplicársela por todo cu cuerpecito, incluidas las manos, los pies, las orejas y la nuca. Échasela media hora antes de exponerse al sol y renueva con frecuencia y cuando salga del agua.

4. Lleva agua y dale comidas livianas: es importante que el bebé no se deshidrate por eso, debes darle agua frecuentemente y evitar proporcionarle comidas muy pesadas.

5. Dale baños de agua fresca para combatir el calor; esto le ayudará a que sus siestas sean más relajadas.

Tiendo en cuenta estos pequeños consejos sólo queda que tanto los padres como el bebé paséis unas felices vacaciones y aprovechéis para descansar y disfrutar de vuestro hijo en el mar. También puedes visitar el blog de nuestra web amiga tartabebe.com dedicada a ofrecer tartas de pañales como regalo para recién nacidos.

proceso en el embarazo

¿Qué alimentos estriñen y cuáles producen diarrea?

Una buena alimentación es fundamental para todas las personas, pero en especial para los más pequeños de la casa, ya que de esta dieta equilibrada dependerá que esté sano y fuerte en el futuro.

Una vez que se comiencen a introducir los alimentos sólidos al niño es necesario que el bebé siga una dieta correcta y para ello, se recomienda conocer cuáles son los alimentos que estriñen al niño y cuáles son los alimentos laxantes para que de esta manera se le aporte al bebé una dieta adecuada para evitar problemas como el estreñimiento o la diarrea.

Entre los alimentos que favorecen el estreñimiento podemos destacar los siguientes:

1. Plátanos: son digeribles y no estimulan demasiado el colon. Además, contienen gran cantidad de potasio útil para cuando el bebé tenga diarrea.

2. Zanahorias: regulan el intestino. Se utilizan en muchas ocasiones para paliar la diarrea en los bebés.

3. Manzanas (sin piel): gracias a su contenido en pectinas regulan el intestino y es adecuada para la acidez estomacal.

4 Peras: cuando el bebé padece diarrea la pera es muy recomendable, ya que contiene propiedades astringentes que ayudan a aliviarla.

5. Arroz: este alimento es el más recurrido para paliar la diarrea, ya que su alto contenido en almidón hace que se controle el movimiento del intestino pudiendo estreñir.

Por otro lado, entre los alimentos laxantes podemos señalar los siguientes:

1. Naranja: su consumo favorece el tránsito intestinal, al facilitar los movimientos peristálticos necesarios para la expulsión de las heces.

2. Lechuga: su contenido de fibra le confiere propiedades laxantes y previene o mejora el estreñimiento.

3. Espinacas: este vegetal se ha considerado contiene el material orgánico más fino para la limpieza, reconstrucción y regeneración de la zona intestinal.

4. Avena y cereales con fibra: gracias a su contenido en fibra insoluble, la avena y los cereales son muy adecuados para facilitar el tránsito intestinal.

5. Agua: tomar agua facilita la limpieza del intestino favoreciendo las defecaciones.

Estos alimentos son sólo una guía que ayuda a orientarse, ya que cada niño responde de manera diferente a cada alimento. Os recomiendo que si vuestros bebés sufren problemas de estreñimiento o diarrea acudáis al pediatra para que el os oriente en la alimentación que debéis proporcionar a vuestros pequeños.

proceso en el embarazo

Ya puedes conocer el sexo de tu bebé a las ocho semanas de embrazo

Gracias a una técnica desarrollada por los Laboratorios Lorgen de Granada podrás conocer casi de inmediato cuál será el sexo de tu bebé, así que si te pierde la curiosidad por saber si tu hijo será un niño o una niña ¡sólo tendrás que esperar dos meses!

Hasta este momento, era necesario esperar hasta la vigésima semana de embarazo para poder ver en la ecografía los genitales del bebé, y así comprobar si se trataba de un niño o una niña. La técnica, que tiene una fiabilidad de un 98% (más que el método anterior), consiste en un sencillo análisis de sangre. Una vez que se tiene una muestra de sangre de la madre se aplican una serie de técnicas forenses para separar el ADN del bebé. A partir de ahí, se buscan marcadores específicos del cromosoma Y. Si aparecen estos marcadores el bebé sería un niño, dado que las niñas tiene dos cromosomas X.

Pero el estudio no sólo ayudará a satisfacer la incertidumbre de los futuros padres en relación al sexo del bebé, sino que también ayudará a anticipar el tratamiento necesario para algunas enfermedades genéticas como la hemofilia o la distrofia muscular de Duchenne. De esta manera, todas aquellas familias que tengan antecedentes de alguna de estas enfermedades podrán someterse a este método de forma gratuita. Si por el contrario se trata sólo de una curiosidad el coste se encuentra entre los 120 y 130 euros.

El laboratorio que ha llevado a cabo el estudio, pretende estudiar en un futuro enfermedades genéticas como el síndrome de Down aunque su director, Javier Valverde, afirma que “estas técnicas son mucho más complejas ya que implican estudios más profundos de los genes”. Por el momento, nos conformamos con conocer el sexo de nuestros bebés en la octava semana de gestación, que ya es toda una innovación científica.

proceso en el embarazo

Tu primer Día de la Madre

Como cada año, el primer domingo de mayo es un día muy especial para todas las mamás. Los hijos demuestran con regalos y grandes dotes de cariño lo agradecidos que están con sus madres por todo lo que hacen por ellos. Pero quizás, sea un día un poco más espacial para todas aquellas mujeres que celebran el Día de la Madre por primera vez. En el caso de las primerizas, los niños son todavía muy pequeños para hacer regalos a mamá (aunque el mayor regalo para ellas sea tenerlo entre sus brazos), aun así se merecen un reconocimiento. A continuación, daremos algunas ideas para que los papás, primerizos también, les compren un regalo especial a mamá.

Es fácil que los regalos en este día sean compartidos como en el caso de los regalos ofrecidos por www.tartabebe.com. En esta web se ofrecen tartas de pañales y cestillas para bebés. De esta forma conseguimos ofrecer un regalo con juguetes para el bebé, pero también con todo los necesarios para el cuidado por parte de la madre del bebé.

Camiseta de lactancia: es un interesante y original producto que facilitará a las mamás la hora de lactar a su bebé. Se trata de una camiseta, que sigue la moda del momento, y que cuenta con un sistema de apertura que permite una gran rapidez y comodidad para dar de mamar; su interior consta de una doble tela que se puede levantar con las manos permitiendo un fácil acceso al pecho. Es un producto innovador y práctico que seguro le encantará a la nueva mamá. Para más información accede a la página Web demama.es, donde encontrarás los diferentes puntos de venta en los que conseguirás esa ingeniosa camiseta.

Cuadros y retratos del bebé: desde la Web Pigazo puedes hacerle otro original regalo a mamá; si mandas una foto del bebé junto a la madre, podrás obtener una bonita pintura de ambos. Un recuerdo que la mamá primeriza siempre tendrá y recordará. Para poder solicitar el cuadro ponte en contacto en la página Web de Pigazo.

Colgantes: a todas las mujeres nos encanta ponernos joyas y lucirlas en nuestro cuello, muñecas o dedos; si a esto le añadimos un elemento simbólico darás con el regalo perfecto. La idea es regalar a la mamá primeriza un colgantes de oro de 18 KT con la figura de la mamá y el niño, estoy segura de que le encantará. Para poder conseguirla accede a Original Shop.
Sea el regalo que sea, seguro que ese día nunca lo olvidará pues tendrá por primera vez a su bebé entre sus brazos. ¡Feliz Día de la Madre!

proceso en el embarazo

Los bebés prematuros, bebés que requieren cuidados especiales

El niño prematuro es aquel que nace antes de las 36 semanas de gestación y tiene un peso inferior a los 2.500 gramos. En España, la incidencia de nacimientos prematuros es de aproximadamente de seis o siete casos por 100 partos y sólo un 10% se consideran grandes prematuros (bebés con un peso inferior a los 1.400 Kg.). En muchos casos, se desconoce cuáles son las causas de la prematuridad, aunque factores como los embarazos múltiples, la rotura precoz de las membranas, o la insuficiencia del cuello uterino favorecen los partos prematuros.

Los bebés prematuros necesitarán cuidados especiales durante los dos primeros años de su vida, ya que se tendrán que enfrentar a retos físicos y emocionales muy particulares. Por ello, los padres tendréis un papel fundamental en el desarrollo y crecimiento de vuestro bebé. A continuación os expondremos algunas consideraciones importantes acerca de los bebés prematuros y sus cuidados:

1. En los dos primeros años, los niños prematuros no crecen a la misma velocidad que un bebé que ha nacido en el tiempo estimado, por lo que estos bebés serán más pequeños durante ese tiempo.

2. Es recomendable acudir al pediatra para que te explique cómo se debe alimentar tu bebé. Quizás pueda mandarle algunas vitaminas o hierro (si es necesario) para que el niño esté sano y le ayude a crecer.

3. La mayoría de los bebés prematuros se alimentan entre ocho y diez veces al día, a diferencia de los bebés que no lo son; no esperes más de cuatro horas para alimentarle entre toma y toma.

4. En cuanto al momento más adecuado para introducir la comida sólida a un bebé prematuro, casi todos los médicos aconsejan darle este tipo de alimentos entre los cuatro y los seis meses después de la fecha original en la que debió nacer el bebé, ya que necesitan desarrollar su capacidad para tragar.

5. Los niños prematuros duermen más horas al día que los bebés que nacen en su tiempo pero duermen por períodos de tiempo más cortos, por lo que se despertará con mayor frecuencia. Y, por supuesto, deberá dormir boca arriba, como cualquier bebé.

6. A los bebés prematuros se les vacunará a las mismas edades que a los niños que han nacido a término. En los prematuros es más frecuente que padezcan la gripe.

7. Por último, los problemas de visión y audición son comunes entre los bebés prematuros. La bizquera suele aparecer entre estos niños pero se quitará a medida que el bebé crezca. Por otro lado, puede que su bebé no te oiga bien. En cualquiera de los dos casos, si ves que no mejora debes acudir al pediatra para que le haga una revisión al niño.

proceso en el embarazo

Recetas para animar a los niños a comer verduras, frutas y pescados

Como todos los padres sabéis a muchos de nuestros hijos no les gusta comer verduras, frutas o pescados, pero, es necesario que lleven una dieta sana y equilibrada; por eso, os vamos a propones un método que os ayudará a incorporar este tipo de comidas a vuestros hijos.

Se ha demostrado que si los niños participan en la elaboración de cualquier receta y se les da a los platos una presentación original, se produce en ellos un efecto que les alienta a probar lo que ellos mismos han elaborado. Es necesario que los niños tengan claros tres conceptos: higiene (sus manos han de estar limpias), limpieza de todo lo que se ensucie y recoger los utensilios que se hayan empleado.

A continuación os dejaremos dos recetas dirigidas a niños en edad escolar y que no conllevan ningún peligro en su realización para ellos (las partes de texto que aparecen en cursiva deberá ser realizado por los padres):

Ensalada del bosque

Ingredientes: espinacas o lechuga (1/2 bolsa pequeña), espárragos blancos cocidos (12 piezas), tomates cherry (23 piezas), cebolla morada (1 pieza), granada (1/2 pieza), naranja (1 pieza), aceitunas negras sin hueso (6 piezas), zanahoria rayada (1 pieza), atún claro en aceite de oliva (1 lata de 80g.), piñones crudos (100g.), aceite de oliva (2dl.), vinagre y sal.

Elaboración:
1. Lavar, escurrir y trocear con las manos la lechuga.
2. Lavar secar y rallar la zanahoria si se utiliza una pieza entera.
3. Escurrir los espárragos.
4. Desgranar la granada.
5. Cortar la cebolla en rodajas.
6. Partir las aceitunas por la mitad.
7. Partir los tomates por la mitad y cortar el extremo de una de las mitades para que sirva de base.
8. Escurrir el aceite del atún.
9. Pelar y separar la naranja en gajos.

Presentación: colocar la lechuga desde la mitad del plato hacia abajo en forma de césped, rodear con los partes de naranja formando un soporte en la base y poner por encima los granos de la granada como si fuesen flores. Colocar montoncitos de atún y piñones sobre la lechuga en el borde de la naranja. Los espárragos saldrán de la lechuga en forma de tronco de árboles y se les pondrá media aceituna rodeada de los tomates cherry. Después, con la zanahoria se formará una estrella y al lado con las cebollas formaremos una especie de nube. Por último, sólo queda aliñar la ensalada.

Arroz en forma de avestruz

Ingredientes: arroz (unos 320 g.), palitos de cangrejo (4 unidades), achicoria roja (1 unidad), maíz dulce cocido (1 lata pequeña), coliflor (12 ramitos), brócoli (12 ramitos), manzana (1 pieza), atún en escabeche, (1 lata de 80g.), pimiento rojo, lechuga (1puñadito), tomates cherry (2 unidades), aceite de oliva, vinagre y sal.

Elaboración:

1. Cortar los palitos de cangrejo haciendo la forma del cuello y patas del animal.
2. Lavar, escurrir y cortar con la mano la achicoria roja.
3. Cortar la manzana en cuadritos.
4. Partir los tomates por la mitad.
5. Separar los ramitos de la coliflor y el brócoli.
6. Escurrir el maíz del jugo.
7. Cocer el arroz con agua y sal durante 20 minutos. Después escurrir y ponerlo debajo del agua fría.
8. Mezclar el arroz con el atún.
9. Cocer los ramitos de coliflor y brócoli con agua hirviendo y con sal. Escurrir y refrescar.

Presentación: se echa el arroz en un molde ovalado para hacer la forma del cuerpo del avestruz que se pondrá en el centro del plato. Después se pondrá las partas y el cuello con el cangrejo. Se formará la cabeza del animal con otra bola de arroz y se le colocará un pico con el pimiento rojo. Haremos un sol con el maíz (colocado en la parte superior del plato) y se dispondrá el brócoli, la coliflor y la manzana de forma alternada en parte de abajo. Después colocaremos al lado del avestruz una ensalada de lechugas, achicoria roja coronada por medio tomate cherry; luego pondremos un ala al animal con una achicoria y finalmente, aliñaremos la ensalada.

Innovar con los alimentos puede ayudar a incorporar este tipo de comidas en la alimentación de vuestros hijos. ¡Probad y disfrutad!