El embarazo semana a semana: semanas 3 y 4

En el anterior artículo dejamos al óvulo y al espermatozoide fusionandose para empezar a desarrollar una nueva vida, la concepción ha tenido lugar. Desde este momento, aunque tu no sientas nada, el futuro bebé empezará a crecer en tu interior.

Los 23 cromosomas del padre se han fusionado con los 23 cromosomas de la madre para dar lugar a una única célula portadora de todos los genes necesarios para crear una nueva vida. Esta célula, de camino al útero desde las trompas de Falopio, irá dividiendose de manera constante pasando de zigoto a mórula y finalmente cuando llegue al útero, unas 90 horas tras la fecundación, con unas 64 células será un blastocito quien intentará implantarse en el útero.

Las células de la parte externa de la esfera de células que forman el bla stocito dará lugar a la placenta, mientras que las células que conforman el interior del blastocito darán lugar al embrión.

Entre 5 y 7 días despues de la fecundación el blastocito, que mide ya sobre 0,2 milímetros de diámetro, procederá a la dificil y crítica tarea de la implantación. Esta fase es tan complicada que cerca de la mitad de los blastocitos que llegan al útero no lográn implantarse correctamente y son expulsados del cuerpo sin que la mujer llegue a ser consciente de que ha sido fecundada.

Si el blastocito logra implantarse firmemente, lo que ocurrirá después de 13 días, las posibilidades de un aborto disminuyen y el embrión empezará a desarrollarse rápidamente, comenzando por el sistema nervioso y el corazón.

En estas dos semanas, aunque algunas mujeres pueden llegar a “tener la intuición” de que la concepción se ha producido, todavía no habrás tenido ningun sintoma externo que te lo confirme. Algunas mujeres si tienen una pequeña hemorragia debida a la implantación que puede ponerte sobre alerta, aunque a veces, por la fecha, puede confundirse con un adelanto normal de la regla.

semana.

El embarazo semana a semana: semanas 1 y 2

Iniciamos con este artículo una nueva serie de post donde te ayudaremos a seguir tu embarazo semana tras semana. Tanto desde el punto de vista de la vida que se esta gestando en tu interior como de tu propio cuerpo. Intentaremos darte una visión de lo que ocurre desde la gestación en la primeras semanas hasta el parto.

Las dos primeras semanas de embarazo en realidad coinciden con las dos primeras semanas del ciclo menstrual de la mujer, por lo tanto todavía no hay “embarazo” propiamente dicho. En el caso de que en semanas posteriores confirmes que estás embarazada, el ginecólogo calculará desde cuando estas embarazada contando desde el primer día de tu último ciclo menstrual (FUR), para poder asi estimar la fecha prevista del parto, 280 días (40 semanas) desde ese día.

Será durante la segunda semana de su ciclo menstrual cuando su ovario libere, en una de las trompas de Falopio, el óvulo que ha estado madurando y que, si las condiciones y circunstancias lo permiten, dará lugar a un nuevo ser si un espermatozoide lo lográ fecundar durante sus horas de vida (entorno a 12 horas) tras la liberación en las trompas de Falopio.

En las horas previas a la ovulación, y durante el tiempo que el óvulo puede ser fecundado, las secreciones vaginales suelen ser más viscosas y transparentes e incluso puede sentir un ligero dolor en la zona de los ovarios.

Si el encuentro del óvulo y el espermatozoide se produce y consiguen fusionarse habrá dado comienzo un increible y maravilloso viaje hacia la creación de una nueva vida que les seguiremos narrando en losbebes.es semana tras semana.

Molestias durante el embarazo, ¿Que hacer?

Si estas embarazada una de las cosas peores será, salvo excepciones, las diferentes molestias que se sufren durante el embarazo. En este artículo te vamos a describir las principales dolencias que sufren la mayor parte de las embarazadas y las posibles soluciones para al menos reducirlas o aliviarlas.

Las principales molestias que sufre una gran parte de embarazadas, en los primeros tres meses, son los vómitos matutinos y los mareos. Para los primeros lo mejor es comer con frecuencia para tener siempre el estomago ocupado, y evitar los alimentos que te hacen sentir peor. Tomar hidratos de carbono (pan, galletas, …etc) y tener caramelos a mano para los peores momentos tambien te puede ayudar. Que no falten en tu mesilla junto a las galletas para cuando te despiertes.

En cuanto a los mareos evita los movimientos bruscos, tanto al caminar como al levantarte de la cama o del sofá. Si te vienen los mareos prueba a sentarte con los pies en alto o a acostarte tumbado sobre un costado. Hidrátate tomando líquidos y come fruta.

Otra molestia común que seguramente te afecte durante todo el embarazo es la fatiga, al principio por el cambio hormonal y más adelante por el propio peso que tienes que mover al avanzar el embarazo. Tanto en uno como en otro momento lo más importante es que descanses siempre que puedas, si estás haciendo una actividad haz pausas en las mismas, o deja que lo haga o te ayude otra persona si es posible.

Existe una larga lista de molestias durante el embarazo tales como hemorroides, acidez, estreñimiento, hinchazón, …etc, a los que atenderemos e intentaremos ofreceros un alivio o solución en próximos artículos.

Aprender a ser padres

[fusion_text]

Una vez recibidos los primeros regalos para nuestro bebé y superada la alegría inicial de los futuros padres al conocer la noticia de que pronto serán uno más en la familia en algunos padres puede surgir un temor real hacia la paternidad. ¿Seremos capaces de darle todo lo que necesita al bebé?, ¿Sabremos criar y proteger al pequeño?, ¿Satisfacerle con todo lo que necesita?, ¿Educarle correctamente?

Todas estas dudas, temores y miedos son naturales, practicamente todos los padres lo sufren, pero tambien a todos se les pasa, porque como es lógico ante algo nuevo, asusta, más por lo complicado o delicado que sea, por el desconocimiento que se tiene del tema en cuestión.

Pero una vez que te des cuenta de tu nueva situación y seas consciente, empezarás a buscar soluciones, a informarte de amigos o familiares que sean padres, preguntando aquello de lo que ahora tienes dudas pero que no habías sido consciente que podrías necesitar saber hasta que ha llegado el momento.

Te aconsejamos que consultes páginas web dedicadas al mundo del bebé donde encontrarás multitud de consejos útiles y respuesta a tus preguntas, tales como mibebeyyo.com, o tengas libros a mano para poder hacer un lectura rápida en un momento de apuro, como “Cuida de tu bebé”.

Tambien existe la opción si tienes tiempo antes de que nazca, porque después será realmente difícil, de hacer algún curso de los que se ofrecen en Aprendelo.com, con el que podrás aprender a ser el mejor padre. Hagas lo que hagas ya verás como sabrás lo que tendrás que hacer cuando llegue el momento.

[/fusion_text]