6 preguntas sobre genealogía para hacerles a tus familiares antes de que sea demasiado tarde

Siempre ha habido una gran curiosidad en descubrir nuestras raíces y saber de dónde venimos. La genealogía nos ofrece la oportunidad de explorar y conectarnos con nuestras raíces familiares de una manera fascinante. Sin embargo, a medida que pasan los años, nuestros seres queridos se van y, con ellos, sus historias y recuerdos. Por eso, es crucial aprovechar el tiempo que tenemos y hacerles preguntas a nuestros familiares mientras aún podemos. Además de mantener viva la memoria de nuestros antepasados, estas preguntas pueden brindarnos una perspectiva única de nuestra propia historia y origen. En este artículo, te presentaremos seis preguntas clave para hacerles a tus familiares sobre genealogía antes de que sea demasiado tarde. ¡No pierdas la oportunidad de descubrir los tesoros que podrían estar escondidos en las historias de tus seres queridos!

6 preguntas sobre genealogía para hacerles a tus familiares antes de que sea demasiado tarde

Los familiares son nuestra primera (y a menudo la mejor) fuente de información familiar. Pero las emergencias médicas, las enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el interminable paso del tiempo hacen que no tengamos tanto tiempo con nuestros seres queridos como nos gustaría. Aquí hay seis de las preguntas genealógicas más importantes para hacerles a sus familiares mientras pueda.

1. “¿Qué investigaciones han ¿Terminado?”

Utilizar la investigación de otras personas puede ahorrarle mucho tiempo. Incluso si la información sobre tu antepasado no es del todo precisa, puedes utilizarla como trampolín. Investigué a la familia de mi madre durante cinco generaciones antes de que mi madre sugiriera preguntarle a su hermano qué información tenía. Al final resultó que, él y sus primos habían documentado a todos los mismos antepasados, y varias generaciones más. Revisar su investigación ayudó a validar la mía y proporcionó un marco para futuras investigaciones.

2. “¿Quién está en esta foto?”

Las fotos aportan mucha vida a nuestra investigación, pero no sacarás mucho provecho de ellas si no sabes quién es quién. Haga que su familiar identifique a los sujetos en una fotografía en lugar de intentar reconstruirlos usted mismo más tarde. Esto le ahorrará una gran cantidad de tiempo y quizás le traerá recuerdos valiosos a su ser querido.

3. “¿Qué apellidos conoces?”

Si ha estudiado genealogía el tiempo suficiente, sabrá lo rápido que puede quedar atrapado investigando la línea familiar equivocada. Reúna los apellidos (especialmente los de soltera) que su antepasado cree que pertenecían a su familia y guárdelos para futuras investigaciones. Estas pueden servirle como pistas valiosas si identifica a sus antepasados ​​a tiempo. Pregunte también sobre la ortografía preferida, ya que hay mucha variación en los registros.

4. “Lo vivido”. [event] ¿Cómo?”

La historia es colectiva pero también personal, y los registros sólo dan una parte del panorama. Pregunte sobre los eventos más importantes que vivió su ser querido y se sorprenderá de las respuestas que obtenga. Por ejemplo, el abuelo de mi amigo me contó cuántos de sus compañeros de clase lucharon por cubrir necesidades básicas como comida y ropa durante la Gran Depresión. Sin embargo, según él, su familia se evitó mucho sufrimiento porque sus abuelos cultivaban sus propios alimentos. Podría haber podido unir estas piezas utilizando registros como los resultados del censo. Pero escuchar sobre la vida durante la Gran Depresión de alguien que la había experimentado de primera mano le dio a mi investigación una profundidad completamente nueva.

5. “¿Puedes mirar este árbol genealógico?”

Si ya ha preparado una investigación, tráigala con usted. Pídale a su familiar que verifique si coincide con lo que sabe. Siempre es posible que su familiar recuerde alguna información incorrectamente (o simplemente otros miembros de la familia le hayan mentido). Pero mirar su árbol genealógico desde una perspectiva diferente puede proporcionar una confirmación adicional y potencialmente guiar su investigación en una nueva dirección.

6. “¿Dónde vivías?”

Pocos datos son tan útiles como el lugar donde vivió su antepasado. Conocer esta información le ayudará a encontrar diferentes tipos de registros basados ​​en la ubicación: censos, registros de tierras, directorios de ciudades, registros escolares y comunitarios, etc. Investigar la ciudad natal de sus antepasados ​​también facilita un poco la localización de registros importantes porque puede determinar cuándo se produce un registro importante. iniciado en la zona.

Lecturas relacionadas


6 preguntas sobre genealogía para hacerles a tus familiares antes de que sea demasiado tarde>

¿Te gustaría preguntarle a alguien de tu familia sobre los hechos históricos que vivió? ¡Asegúrate de revisar estos consejos!


6 preguntas sobre genealogía para hacerles a tus familiares antes de que sea demasiado tarde>

Aquí hay seis razones para tomarse el tiempo de entrevistar a sus familiares, de la mano de un historiador oral profesional.


6 preguntas sobre genealogía para hacerles a tus familiares antes de que sea demasiado tarde>

A medida que agregue estos familiares y conocidos a su lista de entrevistas, podrá descubrir hechos y anécdotas sorprendentes sobre sus antepasados.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






6 preguntas sobre genealogía para hacerles a tus familiares antes de que sea demasiado tarde

6 preguntas sobre genealogía para hacerles a tus familiares antes de que sea demasiado tarde

La genealogía es una herramienta valiosa para descubrir y comprender nuestras raíces familiares. Sin embargo, muchas veces dejamos pasar la oportunidad de recopilar esa información de nuestros seres queridos antes de que sea demasiado tarde. Por eso, aquí hay seis preguntas fundamentales que debes hacerles a tus familiares ahora mismo:

1. ¿Quiénes son nuestros antepasados más cercanos?

Recopilar información sobre nuestros abuelos y bisabuelos es un excelente punto de partida. Pregunta sobre sus nombres completos, fechas de nacimiento, matrimonio y defunción si es el caso. Además, intenta conocer detalles sobre su lugar de origen, profesiones y cualquier otro dato relevante que pueda ayudar a completar el árbol genealógico.

2. ¿Existen álbumes de fotos, cartas o documentos antiguos?

Los álbumes de fotos y otros documentos familiares pueden ser verdaderos tesoros. Pregunta a tus familiares si conservan algún tipo de material que pueda proporcionar pistas sobre tus ancestros y sus vidas. Examina estas reliquias cuidadosamente, ya que las fotografías a menudo contienen información escrita en la parte posterior, y las cartas pueden revelar conexiones y eventos importantes en la historia familiar.

3. ¿Cómo llegó nuestra familia a este lugar?

En muchos casos, nuestras familias migraron de otros lugares antes de establecerse donde estamos hoy. Descubrir cómo y por qué llegaron puede abrir una ventana a nuestra historia familiar. Investiga si hay registros de inmigración, pasaportes, cartas de naturalización u otros documentos que puedan arrojar luz sobre este tema.

4. ¿Hay algún relato o historia familiar que se haya transmitido de generación en generación?

La tradición oral puede ser una fuente invaluable de información. Las historias familiares transmitidas a lo largo del tiempo pueden contener valiosos datos sobre nuestros antepasados y sus experiencias. Averigua si hay alguna anécdota o leyenda familiar que se haya compartido de generación en generación. Estas historias pueden revelar aspectos importantes de nuestra herencia cultural.

5. ¿Tenemos parientes lejanos que aún estén vivos?

A menudo, nuestras ramas familiares se extienden más allá de lo que creemos. Pregunta si hay parientes lejanos que aún puedan estar vivos. Conectar con ellos puede proporcionar conexiones familiares significativas y expandir aún más tu árbol genealógico. Asegúrate de recopilar la información de contacto necesaria para mantenerse en contacto con estos parientes.

6. ¿Hay enfermedades o condiciones hereditarias en nuestra familia?

La salud también forma parte de nuestra historia familiar. Identificar enfermedades o condiciones hereditarias puede ser crucial para comprender nuestra predisposición genética. Pregunta a tus familiares si hay antecedentes de enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas u otras. Esta información puede ser valiosa para ti y para futuras generaciones.

No dejes que el tiempo te arrebate la oportunidad de descubrir tus raíces familiares. Haz estas preguntas a tus familiares lo antes posible y no olvides registrar y organizar la información obtenida. Recuerda que existen muchas herramientas y software disponibles en línea para ayudarte en tu investigación genealógica. ¡Buena suerte en tu búsqueda!


Fuentes:

  1. FamilySearch
  2. MyHeritage
  3. Ancestry


Deja un comentario