Cómo cuidar la ropa de cama tradicional

La ropa de cama tradicional es un tesoro que merece ser cuidado y preservado adecuadamente. Desde las suaves sábanas hasta los coloridos edredones, nuestras camas nos brindan comodidad y descanso cada noche. En este artículo, te guiaremos a través de los mejores consejos y trucos para cuidar y mantener tu ropa de cama tradicional de la manera más efectiva. ¡Prepárate para descubrir cómo darle a tu ropa de cama el amor y cuidado que se merece!

Suscríbase al boletín de Family Tree. Además, como agradecimiento especial, ¡recibirá nuestros 10 formularios básicos de investigación genealógica en formato PDF!

Cómo cuidar la ropa de cama tradicional

Es más probable que la mesa navideña de hoy esté puesta con manteles individuales de bambú que con la ropa de cama cuidadosamente cosida a mano y planchada de nuestras bisabuelas. Saque sus reliquias familiares y eche otro vistazo a la historia social de su familia.

1. Comienza con lo que sabes sobre la historia del artefacto.

Los textiles pueden ser evidencia de conexiones étnicas, así como de la habilidad y artesanía del bordador. Escribe lo que sabes sobre el artefacto: ¿quién lo hizo y cuándo se hizo, cuándo se usó y quiénes fueron los dueños anteriores? La historia de su reliquia puede ayudar a resolver un misterio de historia familiar. Guarde una copia con sus notas de investigación genealógica y otra copia escrita en papel sin ácido junto con la ropa.

2. La ropa de cama tradicional requiere el mismo cuidado que un traje o vestido para una ocasión especial

Manipule con cuidado y lávelo siempre antes de guardarlo. Es una buena idea usar un par de guantes blancos de algodón o nitrilo al manipular textiles para protegerlos de lociones y aceites corporales. Inspeccione los manteles en busca de manchas o rasgaduras colocándolos con cuidado sobre una mesa cubierta con una sábana blanca limpia. Si la tela ha sido planchada y doblada, tenga especial cuidado al manipularla en las líneas de doblez, donde los hilos debilitados a menudo se rompen o se rompen.

3. La luz es el enemigo número uno de cualquier tipo de textil: mantel, colcha, vestido de novia.

La luz solar cotidiana, la luz de los electrodomésticos y la luz indirecta dirigen los dañinos rayos ultravioleta a los hilos y fibras delicados. Maximice la vida de su reliquia minimizando la exposición a la luz ultravioleta.

4. Evite colgar textiles grandes para exhibirlos durante mucho tiempo.

La mayoría de los textiles tradicionales son demasiado frágiles para soportar el peso de colgarlos de un borde. En su lugar, extienda con cuidado el artículo sobre una superficie limpia y seca. Muestre los textiles como en un museo colocándolos cuidadosamente para verlos y disfrutarlos, y luego devuélvalos para su conservación, protegidos de la luz, el polvo y la manipulación.

5. Es divertido y agradable tener en casa algunas sábanas relativamente resistentes, como manteles, servilletas o toallas vintage de mediados de siglo.

Recuerde lavar o limpiar en seco después de su uso y guardarlo lejos de la luz y el polvo. Las telas de algodón y lino son bastante resistentes y están diseñadas para durar mucho tiempo. Asegúrese de lavar en un ciclo suave o a mano con un detergente suave. Pruebe una pequeña sección de bordado para ver si el hilo no destiñe. Lavar únicamente con agua fría y secar al aire libre, fuera de la luz solar directa. Plancha suavemente y protege el bordado presionando en el reverso de la tela o utilizando una hoja de plancha para proteger los hilos.

6. Las manchas viejas de salsa, la grasa y otros daños pueden ser difíciles de reparar

Dependiendo de la antigüedad y el estado del artículo, a menudo es mejor profundizar en la historia de su reliquia familiar que probar soluciones de limpieza para su hogar. Para reparar o limpiar artículos valiosos o raros, comuníquese con un restaurador textil profesional. Su sociedad histórica local o la Instituto Americano para la Conservación de la Naturaleza Es posible que pueda ayudarle a encontrar ayuda en su área.

7. Asegúrate de guardar tu ropa de cama correctamente

La mejor manera de guardar ropa de cama vieja es enrollar la tela sobre un tubo de cartón sin ácido acolchado con una capa de papel de seda sin ácido o guata de poliéster. Otra opción es doblar la tela y rellenar los pliegues con un paño sin ácido. Coloque la tela doblada o enrollada en una funda de almohada de algodón blanca para proteger su tesoro y guarde la ropa de cama especial en un cajón o caja sin ácido, lejos de la luz ultravioleta dañina, el polvo y las plagas. Evite que los cajones de madera se pongan amarillentos sellando la madera con una capa de barniz de poliuretano o forrando los cajones con un paño de algodón blanco limpio.

Preguntas y respuestas sobre historia familiar: consejos de expertos sobre el cuidado de la ropa de cama tradicional

Durante el otoño y el invierno, los amigos y familiares suelen reunirse alrededor de la mesa para reuniones informales y celebraciones navideñas. Esta temporada, comparta su historia familiar desempaquetando ropa de cama y porcelana tradicional para exhibirlas o para su mesa navideña.

P: Heredé un mantel calado bordado blanco que mi bisabuela hizo en Rusia. Parece ser lino. Lo guardé enrollado en un cajón durante 30 años. ¿Cómo puedo presentar la tela de forma segura para contar su historia?

A: Los textiles hechos a mano, como el mantel blanco, suelen ser el recuerdo favorito de la familia. Puedes imaginar las horas que pasaste cosiendo cuidadosamente la tela tradicional y casi sentir la conexión con tu bisabuela cuando tocas la tela. (Para obtener más información sobre las reliquias artesanales que se heredan comúnmente, consulte la página opuesta).

Tienen un buen instinto para enrollar la tela, lo que evita que se arrugue y se rompa a lo largo de las líneas de pliegue, y la guardan lejos de los dañinos rayos UV. Cualquier fuente de luz, ya sea natural o procedente de lámparas y luces, es perjudicial para los tejidos delicados.

Use guantes de algodón blancos para proteger la tela de los aceites de la piel e inspeccione cuidadosamente para detectar manchas, rasgaduras y otros daños. Es mejor limpiar la ropa de cama y los textiles antes de guardarlos, pero evite el uso de productos de limpieza (incluso los caseros) a menos que lo indique un restaurador. En su lugar, aspire ligeramente el polvo de la superficie usando una malla de nailon sobre la manguera de la aspiradora para distribuir la potencia de succión. Dependiendo del estado de su mantel, es posible que desee buscar la ayuda de un restaurador textil profesional para repararlo o limpiarlo. www.conservation-us.org.

Puedes envolver la ropa de cama alrededor de un tubo sin ácido o doblar con cuidado un paño y rellenar los pliegues con un paño sin ácido. Luego, coloque el artículo en una funda de almohada 100% algodón para protegerlo del polvo y la manipulación y guárdelo en un cajón o caja de archivo (consulte la lista de proveedores). El contacto con superficies de madera hará que la tela se vuelva amarilla con el tiempo. Por lo tanto, puedes crear una barrera sellando la madera con poliuretano o forrando el cajón con una lámina de algodón limpia.

Evite almacenar reliquias familiares en plástico, que puede causar que se pongan amarillentas y atrapar la humedad. El archivo de su hogar debe estar ubicado en su hogar, donde la temperatura y la humedad sean constantes y los artículos estén protegidos de la luz, el polvo, las plagas y los olores.

Para exponer el mantel en ocasiones especiales, extiéndalo con cuidado sobre una superficie limpia y seca. Si la tela es resistente y planea servir comida sobre ella, haga que un profesional la limpie inmediatamente después de usarla (incluso si no parece sucia).

Una versión de este artículo apareció en la edición de octubre/noviembre de 2015 de Revista Árbol Genealógico.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




FAQ – Cómo cuidar la ropa de cama tradicional

Preguntas frecuentes sobre cómo cuidar la ropa de cama tradicional

1. ¿Cuál es la mejor forma de lavar la ropa de cama tradicional?

Para lavar la ropa de cama tradicional adecuadamente, es recomendable seguir las instrucciones que vienen en la etiqueta de cada pieza. En general, se aconseja usar agua fría o tibia y un detergente suave. Hay que evitar el uso de blanqueadores o productos abrasivos, ya que pueden dañar los tejidos. Se recomienda también secar al aire libre o a baja temperatura en la secadora.

2. ¿Cómo se puede quitar una mancha de la ropa de cama tradicional?

El método para quitar una mancha de la ropa de cama tradicional depende del tipo de mancha. En caso de manchas de comida o bebida, se puede utilizar una mezcla de agua tibia y detergente suave. Para manchas de aceite o grasa, se sugiere aplicar talco o maicena sobre la mancha antes de lavarla. Además, es importante actuar rápidamente y evitar frotar con fuerza para no dañar los tejidos.

3. ¿Se puede lavar la ropa de cama tradicional en la lavadora?

Sí, en la mayoría de los casos se puede lavar la ropa de cama tradicional en la lavadora. Sin embargo, es importante seguir las recomendaciones del fabricante y utilizar un ciclo suave y agua fría o tibia. Además, es aconsejable lavar las piezas por separado para evitar que se enreden entre sí o con otros objetos y se dañen durante el proceso de lavado.

4. ¿Cómo se plancha la ropa de cama tradicional?

Para planchar la ropa de cama tradicional, se recomienda ajustar la temperatura de la plancha de acuerdo al tipo de tejido. Para evitar dañar las piezas, se aconseja utilizar una funda de algodón que proteja la tela durante el planchado. Antes de planchar, es aconsejable comprobar la etiqueta de cuidado para asegurarse de que la prenda se puede planchar y utilizar vapor si es necesario.

5. ¿Cómo se almacena la ropa de cama tradicional?

Para almacenar la ropa de cama tradicional y protegerla del polvo y los ácaros, se recomienda guardarla en bolsas de algodón o materiales transpirables. Es importante asegurarse de que las piezas estén completamente secas antes de almacenarlas para evitar la formación de moho o malos olores. Además, se sugiere almacenar las piezas en un lugar fresco y seco, alejadas de la luz directa del sol.

6. ¿Es necesario llevar la ropa de cama tradicional a la tintorería?

No necesariamente. La mayoría de las veces, la ropa de cama tradicional se puede lavar en casa siguiendo las instrucciones adecuadas. Sin embargo, en caso de manchas difíciles de quitar o si el fabricante recomienda la limpieza en seco, es mejor llevarla a una tintorería especializada. Además, si las piezas son antiguas o delicadas, es recomendable consultar a un profesional para un cuidado especializado.

7. ¿Cuánto tiempo dura la ropa de cama tradicional?

La duración de la ropa de cama tradicional puede variar dependiendo del tipo de tejido, la calidad y el cuidado que se le brinde. En general, siguiendo las instrucciones de lavado y almacenamiento adecuadas, la ropa de cama tradicional puede durar varios años. Sin embargo, con el tiempo y el uso continuo, es normal que los tejidos se desgasten y pierdan calidad, por lo que es recomendable renovar las piezas cuando sea necesario.

  1. Cómo lavar la ropa de cama adecuadamente
  2. Consejos para eliminar manchas de la ropa de cama tradicional
  3. Recomendaciones para planchar la ropa de cama correctamente
  4. Cuidados y consejos para almacenar la ropa de cama tradicional


Deja un comentario